El drenaje linfático es una técnica que se usa para estimular el sistema linfático mediante masajes. Con él podemos mejorar nuestro cuerpo y alcanzar muchos beneficios en él. El drenaje linfático tiene muchos beneficios tanto internos como externos, y tanto de tipo terapéutico como estético.

Debido a todos estos beneficios no es de extrañar la enorme popularidad que ha adquirido el drenaje linfático. Además se ha considerado que ha marcado una auténtica revolución en los últimos años debido a los enormes beneficios que aporta al cuerpo.

A continuación te mostramos qué es el tratamiento de drenaje linfático, y cuáles son los beneficios del drenaje linfático que aporta a tu cuerpo.

Beneficios del drenaje linfático

El drenaje linfático consiste en un masaje terapéutico que estimula y trabaja el drenaje linfático gracias a movimientos suaves y lentos por todo el cuerpo. Gracias al masaje se trata de equilibrar la cantidad de agua que hay en el organismo, de forma que estimula la eliminación del exceso y además consigue desatascar aquellas zonas de la linfa donde más se acumula el agua. Los beneficios que aporta el drenaje linfático se aprecian tanto interna como externamente. Este masaje sólo lo puede realizar una persona profesional y especializada en el drenaje linfático.
Cuáles son los beneficios del drenaje linfático

Con el drenaje linfático se pueden prevenir enfermedades y algunas condiciones por las que pasa el cuerpo, sobre todo relacionadas con la retención de líquidos. En este caso, la retención de líquidos puede ocasionar mala circulación, celulitis, piernas cansadas, etc. Por eso se convierte en un tratamiento ideal para llevar a cabo junto a una dieta equilibrada y sana y la práctica de ejercicio físico.

Por el mismo motivo anterior es perfecto para personas que trabajan muchas horas sentadas o tienen una estilo de vida sedentario, ya que tienden a la retención de líquidos y a tener problemas circulatorios.

Teniendo en cuenta que gracias al drenaje linfático eliminamos el excedente de líquido, con él conseguimos eliminar las toxinas que se han ido acumulando en el organismo. Por tanto el masaje es perfecto para hacer una limpieza interna del cuerpo.
Cuáles son los beneficios del drenaje linfático

Gracias a este masaje se puede disminuir los enemas producidos como consecuencia de un traumatismo, una operación, etc. Pero lo que hay que destacar es su efecto en el sistema inmunológico, puesto que ayuda a fortalecerlo y mejorarlo.

Como el drenaje linfático trabaja el cuerpo para equilibrar los líquidos que hay en el cuerpo, es lógico saber que es perfecto estimulando la circulación sanguínea, y por consiguiente se pueden aliviar diversas dolencias y problemas causados por la mala circulación sanguínea. Además es perfecto en personas que padecen algunas enfermedades crónicas como la sinusitis, la artrosis, la migraña, o el vértigo.

Gracias a los movimientos suaves del masaje también se favorece la tonificación de los músculos además de aliviar dolores musculares y molestias. Ya que favorece la tonificación, si además hacemos ejercicio físico con frecuencia se consigue disminuir la flacidez y por lo tanto que las piernas se vean mucho mejor.
Cuáles son los beneficios del drenaje linfático

Además es un tratamiento poco invasivo, por lo que las embarazadas pueden beneficiarse de sus ventajas, sobre todo cuando se presenta alguna complicación en el embarazo, por ejemplo piernas y manos demasiado hinchadas por la retención de líquidos excesiva. Además de relajarse y reforzar su sistema inmunológico y reactivar la circulación sanguínea, siendo esta más importante que nunca para que al feto le llegue la sangre limpia y con oxígeno que necesita.

Uno de los factores que afecta a la aparición de acné es porque el cuerpo tiene muchas toxinas y busca la forma de expulsarlas, por lo que al enfatizar la eliminación de toxinas del cuerpo mediante el drenaje linfático se disminuye la aparición del acné.

Además, si te has sometido a alguna operación, el drenaje linfático también puede ayudarte mientras te encuentras en la fase de cicatrización.
Cuáles son los beneficios del drenaje linfático

Es un tratamiento indoloro debido a que se realiza un masaje suave, por lo que mientras te masajean te relajarás y disfrutarás del momento. Otro beneficio más añadido.

Otros datos de interés

Puedes realizarte el tratamiento en muchas partes del cuerpo, incluyendo cara, abdomen, brazos, zona dorsal, piernas, o espalda.

Por último deberías saber que en general son sesiones de una hora, y el número de sesiones que se necesitan rondan las 10 sesiones, pero eso dependerá de las necesidades de la persona y en qué estado se encuentra su cuerpo. Además será el profesional el que determine cada cuanto se aplicarán estas sesiones.

Si quieres realizarte el drenaje linfático que ayude a mejorar tu salud recuerda ponerte en las manos del especialista adecuado. Además será él el que mejor pueda evaluarte y aconsejarte.

Después de ver cuáles son los beneficios del drenaje linfático seguro que te apuntas a darte algún masaje de vez en cuanto y comienzas a disfrutar de las mejoras en tu cuerpo.

¿Te ha gustado?