Los ojos ahumados o smoky eye es una técnica de maquillaje que está en auge en los últimos tiempos. Desde que las famosas pasean por la alfombra roja con los ojos totalmente negros, los ‘humanos’ han decidido que quieren imitar ese estilo y conseguir un estilo ahumado.

Es una técnica que centra toda la atención en los ojos, por lo que se recomienda que el resto del maquillaje sea discreto y no vaya acompañado de un rojo pasión en los labios. Debe destacar el ahumado por lo que el resto del maquillaje debe ser nude para que lo que más llamen la atención sean nuestros ojos.

Cómo crear el efecto de ojos ahumados

El efecto de ojos ahumados es muy sencillo de hacer, solamente tendrás que coger una sombra de color negro y dar rienda suelta al pincel. Para que te sea más sencillo aquí te enseñamos cómo crear el efecto de ojos ahumados y los trucos para que te quede perfecto y seas la reina de la pista.

Instrucciones para crear el efecto de ojos ahumados

  1. Elige un sitio que tenga buena luz para poder maquillarte cómoda. Además estaría muy bien que hubiera una mesita cerca para que dejes ahí el maquillaje y lo tengan al alcance de tu mano.
  2. Abre tu maletín de maquillaje y saca todo lo que vas a necesitar: la base de maquillaje, los polvos, el rímel, el colorete, y, por supuesto, la sombra de color negro, una mate y las brochas correspondientes. Necesitarás más materiales, pero eso son los principales y el resto los irás viendo a la que avanza el tutorial.
  3. Ahora que ya tienes todo el material puedes empezar a maquillarte. Obviamente primero maquilla todo tu rostro antes de ponerte con los ojos, es decir, ponte una base de maquillaje en la piel y unos polvos y una vez lo tengas hecho ya puedes ir con los ojos ahumados. Lo primero que tienes que haces es aplicarte una sombra de color beige por todo el párpado, de esta manera el negro después se asentará mejor al ojo y tardará más tiempo en irse. Usa una brocha de cerdas que no terminen en acabado redondeado, así aplicarás mejor esta sombra primera.
  4. Una vez tienes hecha la base para el ojo, coge un delineador de color negro y hazte la raya en el párpado superior, justo al límite de las pestañas. La línea hazla tanto por encima de las pestañas superiores como de las inferiores. Piensa que el efecto que quieres conseguir es uno muy oscuro, así que cuanta más parte del ojo esté en negro, mejor terminado tendrá.
  5. Coge bastoncillos para los oídos. Son muy prácticos a la hora de retirar el maquillaje cuando nos hemos equivocado y además sirven para difuminar esas líneas que nos hemos hecho con el lápiz de ojos.
  6. Es el momento de pasar al tono negro, así que coge una brocha plana de pelo natural y tu sombra de ojos negra. Coge poco a poco maquillaje y aplícatelo en el párpado superior. Deberás hacerlo poquito a poco y a toques. Hazlo por capas para no correr el riesgo de dejarte el ojo como si fueras un panda. Así irás buscando la tonalidad de negro que mejor se adapte a tu tono de piel, porque aunque sea un efecto ahumado, a algunas personas les queda genial el tono muy negro pero otras necesitas uno un poco más claro.
  7. Una vez tienes la base negra en el ojo coge una brocha redondeada para difuminar lo que has pintado. Hazlo con movimientos circulares hacia el párpado y muy despacio, para evitar que se nos vaya la mano y destrocemos lo que llevamos hecho (si es poco podremos retirarlo con los bastoncillos, pero si la hemos liado bastante tendremos que empezar de nuevo). Difumina hasta que veas que se ha creado un tono uniforme y ten en cuenta que el difuminado no debe llegar hasta las cejas, tendrás que dejar una franja entre éstas y el párpado, cuando lo hayas hecho así tendrás el efecto de ojos ahumados.
  8. Para darle un poco más de color, coge una brocha muy fina y aplica sombra negra por debajo de las pestañas inferiores y justo donde has delineado tu ojo por debajo. No te pases con la sombra en esta zona, porque si no tu maquillaje quedará excesivo.
  9. Para unir el maquillaje que hemos creado con el resto del rostro y que no quede como algo aislado, a la zona que hemos dejado sin maquillar entre las cejas y el párpado móvil, le aplicamos una sombra de color beige o blanco. Hazlo con la yema del dedo y a pequeños toques. Con esto también conseguiremos aumentar la luminosidad del maquillaje y darle más brillo a nuestro ojo.
  10. Coge tu rímel y aplícatelo en las pestañas, tanto en las superiores como en las inferiores y hazlo en movimientos de zigzag para que el volumen de tus pestañas crezca. Si tienes varias máscaras de pestañas aplícate la primera para dar color a las mismas, espera un poco para que se seque y después aplícate la segunda máscara que será para que le de ese volumen que queremos conseguir. Si solamente tienes una máscara puedes aplicártela dos veces para darle más color.
  11. Coge un bastoncillo y elimina el exceso de maquillaje que te haya podido quedar al terminar tu maquillaje. Lo ideal es que después de la sombra de pestañas no maquilles más, pero si ves que quieres mejorar algo de tu look con más color o un poco más de delineador, adelante, aunque es mejor que lo hagas antes del rímel.
  12. Con tu look de efecto ahumado hecho solo te queda ponerte un poco de colorete color marrón o un rosa palo y darle brillo a tus labios. Recuerda que no queremos un exceso de maquillaje. Y a disfrutar de tu look.

Consejos para crear el efecto de ojos ahumados

  • Antes de ponerte con el maquillaje, asegúrate de que tienes todos los materiales necesarios sobre la mesa y que te pones en un lugar con mucha luz y un espejo para poderte ver bien.
  • No apliques nunca toda la sombra de ojos a la vez, pues quedará un ojo negro sin más y será un efecto muy feo. Hazlo a capas, poco a poco, hasta que encuentres la tonalidad que más se adapta a ti. Piensa que una rubia y una morena no se pondrán la misma cantidad, a la morena le puede quedar bastante bien pero a la rubia se le verá excesiva por el contraste con el pelo. Que no te pase esto y hazlo a capas.
  • Aplica siempre una sombra beige en el párpado para eliminar el exceso de grasa de la piel y que así el negro se mantenga durante más tiempo.
  • Usa los bastoncillos para eliminar los restos de maquillaje. Nunca lo hagas con papel higiénico porque se puede ir deshaciendo y se nos puede quedar pegado en las pestañas, algo que no queremos.
  • Es aconsejable aplicar dos capas de rímel a las pestañas para darles más volumen y si no tienes usa varias veces el que tengas.
  • Intenta huir del maquillaje barato de marcas desconocidas. Hay maquillajes baratos de marcas conocidas como Mercadona o Kiko que son muy buenos y no te estropean la piel, si lo compras en un todo a cien puede salirte, a la larga, más caro porque te puede provocar reacciones.

Video

Si te gustan nuestros vídeos síguenos
¿Te ha gustado?
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.