¿No te pasa que a veces no sabes qué ponerte? ¿Hay momentos en los que te quedasen blanco y no sabes qué elegir esa mañana o en cierta ocasión? No te preocupes no eres la única.

Siempre hay un momento en el que se nos pueden acabar las ideas o simplemente no estemos de humor y eso se refleja en la apatía que sentimos al elegir un outfit.

Por otro lado también están los casos en que una persona no sabe cómo vestir sacándose el mayor partido o para una ocasión específica.

Por todo ello hoy en doncomo.com vamos a darte algunas claves específicas y trucos sobre cómo vestir que te ayudarán mucho.

Elige tu estilo

A la hora de vestir podemos encontrar numerosos estilos, desde el clásico al chic pasando por el bohemio o el sporty. Cada persona tiene su propia personalidad, y su estilo en la forma de vestir la refleja, por lo que el primer consejo será que elijas la ropa con la que te sientas identificada. No te obligues a llevar prendas que sean todo lo opuesto a ti a menos que te apetezca claro, pues si no vas a pasar un mal rato, ya que sería como si estuvieses llevando un disfraz en todo momento.

Esto por supuesto no quiere decir que nos encasillemos únicamente en un estilo, de hecho, lo más frecuente es combinar dos o tres. O incluso las más atrevidas pueden incluir elementos muy fuera de sus estilos habituales, siempre lo intentan y si se dan cuenta de que les queda bien siguen adelante,  si no pues tampoco pasa nada. ¿Y tú de qué estilo eres? Aquí tienes algunas claves para saberlo:

  • Estilo clásico: se caracteriza por un estilo de vestir sobrio, con un toque formal y/o elegante. Las prendas que suelen encajar en este estilo son las faldas lápiz, traje pantalón, blazer, camisa, etc.
  • Estilo bohemio: se caracteriza por un estilo desenfadado con aire hippie. Las prendas que encajan en este estilo son: los vestidos vaporosos, vaqueros (sobre todo acampanados), prendas en ante o antelina, blusas amplias con bordados o estampados florales.
  • Estilo casual: suele ser el look más socorrido por su simplicidad y comodidad. Entre las prendas claves de este estilo encontramos los vaqueros, shorts, camisetas, zapatos planos, etc.
  • Estilo sporty: este estilo se caracteriza por vestir con prendas deportivas, tanto en calzado como en ropa.
  • Estilo chic: este puede resultar un estilo complejo, pues combina prendas con toques únicos y especiales con otras de colores llamativos. Está al día de las tendencias y las pone en práctica.

Cómo vestir

Fondo de armario

Podríamos decir que hay un fondo de armario establecido, pero que cada persona debe fijarse en su estilo, sus gustos y su estilo de vida.

Por ejemplo, unas prendas que no deben faltar nunca en tu armario ya que pueden sacarte de cualquier apuro son unos jeans, un vestido negro, una camiseta blanca, un jersey, un abrigo negro y una blusa. También podrías añadir un bolso grande y un bolso pequeño para la noche o eventos, unos tacones negros, unas sandalias y unos zapatos de diario.

Piensa en las prendas con las que te sientas más cómoda y en qué usas más, tanto para diario como para fin de semana y construye tus básicos a partir de ahí.

Si trabajas en un ambiente formal pero sin uniforme, tu fondo de armario podría estar compuesto por vestidos, camisas, blusas, y pantalones arreglados.
Cómo vestir

Algunos looks que nunca fallan

Elige las prendas y los colores que vayan más contigo, pero estas combinaciones son básicas y sacan de cualquier apuro.

Jeans + camiseta +deportivas

Un look de trote y que nunca falla es el cómodo jeans más camisetas. Puedes elegir entre un montón de modelos de vaqueros, como los bajos, los acampanados o los tobilleros. Y respecto a las camisetas puedes ponerte una básica y darle tu toque personal con los complementos o incluir una camiseta con diseño o mensaje que atraiga toda la atención.

Vestido + cazadora

Esta es una opción que salva de muchos apuros, desde ponértela para trabajar como para ir a cenar o al cine. Puedes combinarlo con tacones, deportivas o botas, ¡tienes muchas oociones! Además es una forma de aprovechar un vestido un poco más arreglado o especial y ponértelo también a diario.

Si no te ves con una cazadora puesta prueba con alguna chaqueta que sea de diferente estilo que el vestido. Por ejemplo puedes llevar un vestido bohemio junto con un blazer o un vestido especial con una chaqueta amplia y desenfada.

Jeans + blusa

Una blusa con un estampado original o una blusa sencilla pero con detalles únicos pueden marcar una gran diferencia, y combinándola con unos jeans básicos puedes sacarle todo su jugo. Por ejemplo con botas o deportivas y un bolso bandolera puedes crear un look desenfadado pero con un toque especial. Y con tacones y bolso pequeño creas un look para ciertas ocasiones en las que debes arreglarte un poquito más pero no demasiado.
Cómo vestir

Los mono

Los monos son una gran alternativa para no tener que pensar en combinaciones, tan sólo añádele unos cuantos complementos como pulseras, pendientes, etc. y listo.

Falda + camiseta

Escoge una falda que te favorezca y combínala con una camiseta ancha. Esta combinación también nos permite una gran variedad de combinaciones, desde looks casuales combinándolo con zapatillas o botines planos, bolso plano y bisutería casual a looks más arreglados combinándolo con tacones, clutch y bisutería tipo joya.

Cómo vestir según tu tipo de cuerpo

Si tienes un cuerpo tipo reloj de arena, es decir, hombros y caderas a la misma altura con una cintura marcada estás de suerte, pues es el tipo de cuerpo “perfecto”. Podrás ponerte cualquier tipo de prenda y con cualquier forma, pues todas te favorecen, pero sobre todo intenta usar prendas que marquen tu cintura.

Si tienes un cuerpo tipo pera, es decir, caderas más anchas que los hombros, voluptuosas y muslos anchos. En este caso debes vestir atrayendo la atención a la parte de arriba de tu cuerpo. Tus prendas aliadas serán camisas con escotes con volantes superiores de colores brillantes y llamativos, tipo barco, etc. Evita las camisas con elásticos en los bajos o con volantes, ya que si no aportarán mucho más volumen a tus caderas. Pantalones rectos y de colores lisos, sobre todo en colores oscuros. Puedes optar por mangas largas y abullonadas, grandes collares y detalles voluptuosos en el torso.

Si tienes un cuerpo tipo manzana, es decir, que tengas los hombros y espada anchos, pechos entre medios y grandes, brazos y piernas delgadas, las caderas son más delgadas que la parte del pecho y una cintura indefinida. En este caso, para vestir deberás disimular la parte media de tu cuerpo, pues es la más ancha. Evita ponerte cinturones anchos, prendas con estampado en la zona abdominal, prendas superiores con capas, volantes o flecos en la parte abdominal. También debes evitar ponerte prendas muy ajustadas en el torso, como camisas o vestidos. En cambio atrae la atención a tu busto. Usa prendas con un escote que te favorezca o que tenga algún tipo de decorado a esta altura, e incluso collares llamativos cortos o de tipo joya. Las blusas, camisas y camisetas deben fluir, debe resaltar el busto y los hombros, pero con caída fluida hacia abajo para que disimule el abdomen.  En general las personas con cuerpo tipo manzana tienen unas piernas fabulosas, por lo que aprovecha para ponerte shorts, faldas y tacones para resaltarlas y lucirlas lo mejor posible y a la vez distrayendo la vista de tu abdomen.
Cómo vestir

Si tienes un cuerpo tipo rectangular, es decir, tu cuerpo es proporcional teniendo en cuenta los hombros, las caderas y la cintura. Lo malo es que te faltan curvas y tu cintura está a la misma altura que tus hombros y caderas, por ello no se distingue del resto de tu cuerpo. Para sacarte el mejor partido apuesta por escotes en V y en marcar tu cintura todo lo posible, esto lo consigues con cinturones, y prendas que se amarren o marquen la cintura como chaquetas, abrigos, faldas tipo A o ajustadas pero con cintura marcada, etc. Puedes usar colores claros, estampados y rayas horizontales para aportarle volumen a tu cuerpo, además también puedes optar por camisas o vestidos con bordados, y detalles en la parte superior, e incluso con volantes. Los vestidos ideales para tu tipo de cuerpo son los entallados, los que se ajusten como un guante a tu cuerpo, en cambio evita las prendas muy rígidas o que sean muy aburridas, pues no te favorecen. Por último hazte con pantalones de talle bajo y sobre todo estrechos o pitillo.

Cómo vestir para una boda o un evento

En el caso de que debas escoger un conjunto para una boda formal o un evento de noche opta por la prenda clave: un vestido largo. Hay una gran variedad de vestidos largos y con muchas formas, escoge siempre uno que te resalte tu figura y que disimule tus defectos. En este caso los tocados son lo más, y si te atreves con ellos puedes elegir uno del mismo color que el vestido o que combine con los zapatos o que sea de colores complementarios con los colores anteriores.

Cuando la boda sea más normal y el código de vestimenta no sea tan estricto o para bodas y eventos durante el día puedes optar por vestidos cortos hasta la rodilla. El patrón siempre es el mismo, escoger el corte del vestido que más te favorezca.

Nota: cuando nos vestimos para una boda siempre hay que tener en cuenta algunos datos importantes:

  • En el caso de asistir a una boda nunca debemos escoger un vestido blanco, beige o similar, a menos que ese sea el código de vestimenta. Es mejor escoger colores más llamativos e incluso optar por colores de temporada. El negro siempre es elegante, pero evita escoger este color, ya que no es apropiado para un acontecimiento tan feliz.
  • También hay otras prendas que puedes escoger si te atreves, como trajes pantalón con camisa o sin ella, o monos muy arreglados, pero eso depende de la formalidad del evento y si de verdad puede quedar bien esta elección.
  • Escoge siempre un bolso tipo clutch o joya para terminar tu look, ¡Nada de bolsos grandes!
  • Si la ceremonia va a ser en la iglesia recuerda llevar una toquilla o un chal para cubrir tus hombros si el vestido no los cubre.

Siempre debes tener en cuenta que para vestirte bien siempre debes estar contenta con la prenda que lleves, que te guste, y por supuesto que te favorezca, todo es un círculo, si la prenda te favorece y saca lo mejor de tu cuerpo te verás mucho más guapa y vestirte te resultará más sencillo. Con estos consejos y trucos sobre cómo vestir seguro que ahora ya tienes algunas ideas para afrontar esas dudas que te pueden surgir a la hora de vestirte.

Este artículo donde te explicamos cómo vestir bien seguro que también te interesará:

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 0,00% le ha gustado.