El cuidado de los dientes es importante y también hay formas de mejorar el aspecto que éstos tienen, su estética, hay diversas técnicas que permiten que se puedan limar varios dientes o uno solo y así hacer que los mismos no tengan una fea apariencia. Continúa leyendo Cómo limar dientes. Te invitamos a conocer un poco más sobre las técnicas, ya que las mismas no resultan ser simples.

Sin duda alguna, la apariencia física es algo que es importante y que cada día va jugando un papel más significativo, los tratamientos dentales que existen para buscar esa mejor estética son varios, entre los que encontramos, las endodoncias, la ortodoncia, los blanqueamientos, y el procedimiento en que nos centraremos en este artículo que es el limado de los dientes, pues éste también se convierte en una buena opción cuando de estética dental se trata.

Si te preocupa el esmalte, estás en lo cierto, pues es delicado, pero hay estudios que dicen que el mismo se puede eliminar de una forma que sea segura, hasta el 50% de éste, lo que equivale aproximadamente a 2,5 mm en los incisivos y a 6,4 mm en los molares.

Cuándo es recomendado limarse los dientes.

A veces nuestros dientes no tienen la mejor apariencia y sería bueno poderlos limar. Si tienes los dientes de la siguiente manera eres un buen candidato para hacerlo:

  • En caso de que los tengas bastante puntiagudos.
  • Que los tengas quebrados o rotos, puede haber sido a causa de un golpe u otro motivo.
  • Si son bastante largos o grandes.
  • Si tienen algún tipo de deformidad.
  • También puede ser recomendable para poder emparejar todos los dientes antes de comenzar un tratamiento de ortodoncia, o después del mismo.
  • Gracias al bruxismo, el cual provoca que se deteriore el esmalte de los dientes, ya que este consiste en una acción involuntaria que por lo general se da por la noche y hace que la persona rechine sus dientes.
  • Cuando el espacio entre los dientes es bastante estrecho.
  • También se hace el limado de los dientes antes de poner una corona.

Técnicas de limado

Según lo que se necesite puede haber dos herramientas básicas, que son las siguientes:

  • Por medio de un minitorno.
  • O con bandas similares a un papel de lija, este se usa más cuando el propósito que se busca es poder liberar más espacio entre los dientes.

Cuánto limar

Sólo se pueden limar unos pocos milímetros de los dientes y con mucho cuidado, ya que el esmalte se podría estropear.

Riesgos al limarse los dientes

 

  • Más sensibilidad tanto al calor como al frío.
  • Más sensibilidad a ciertas bebidas, alimentos y microbios.
  • Como ya mencionamos, si se lima más de la cuenta, se puede dañar el esmalte.

Ortodoncia

Según el caso, puede ser mejor hacerse un tratamiento como una ortodoncia, que limarse los dientes, éste por ejemplo permite el emparejamiento de los incisivos.

Limado de dientes en casa

Vamos a dar esta información, pero realmente no es lo más recomendable.

Limar un diente en casa es lo más aconsejable cuando se te astilla uno, ya que se te puede dañar el esmalte o puede incluso infectarse el diente, así que si es un pequeño astillado lo puedes tratar en casa, pero como una solución inmediata y luego ir donde el dentista u odontólogo. A continuación nos centraremos en explicar cómo limar el diente si este es el caso.

Paso uno

Comienza por enjuagar bien tu boca utilizando agua tibia, si tienes contigo aquel pedazo que se te rompió, también deberás lavarlo bien y posteriormente guardarlo, pues es posible que cuando vayas a tu dentista, éste sea capaz de volver a pegarte la astilla, esto es un arreglo que sería temporal.

Paso dos

Si tienes dolor debido a que se te astilló el diente, es recomendable que tomes acetaminofén o el analgésico que acostumbras tomar para los dolores.

Paso tres

Toma una lima de uñas y comienza a limar el diente astillado, ojo, sólo 1 o 2 milímetros, esto únicamente, como ya lo expresamos, si es un daño pequeño, si el astillado es grande es muy necesario que vayas donde tu odontólogo  (dentista) lo más rápido posible.

Paso cuatro

Si tomaste la decisión de que sí vas a limar tu diente, deberás hacerlo con un espejo, es importante que mires lo que estás haciendo y que no vayas a limar mucho.

Si por el contrario decidiste que no vas a limar el diente astillado por ti mismo, sino que prefieres ir directo con el dentista, es bueno que cubras tu diente con una cera suave, mientras llega la hora de la cita, pues podrías con este diente cortarte las mejillas o labios en su parte interna o la lengua.

Paso cinco

Consigue Dentemp y aplícatelo, este es un producto que se puede encontrar fácilmente en las boticas o farmacias y precisamente está hecho para ser aplicado en los dientes cuando nos queda difícil ir al dentista de manera inmediata, la aplicación de esto se encargará de que la superficie que se pretende tratar se alise y de esta manera evitar también daños, de hecho para aquellas astillas que son bastante pequeñas esto podría solventar el problema, no hay que olvidar que también se puede haber provocado algún daño en la encía y debe tratarse.

Procedimiento recomendado a seguir si te quieres limar los dientes

Por lo general cuando terminamos un tratamiento de ortodoncia y nos retiran los frenillos, es probable que queramos limarnos nuestros dientes para que la sonrisa quede aún mejor. Después de un tratamiento los dientes ya estarán más alineados, pero puede que no estén uniformes completamente en cuanto a su longitud se trata, puede haber un diente que esté roto o algún canino bastante pronunciado. Por otro lado cuando se nos hace tratamiento de ortodoncia nos pegan los frenillos con algún adhesivo, lo que hace que cuando nos los quitan puede haber aún residuos, muchos de ellos arenosos, los cuales necesitaremos quitarlos.

Paso uno

Pregúntate a ti mismo cuál es la razón por la cual te quieres limar tus dientes, lo más seguro es que encuentres que tienes una irregularidad o alguna imperfección en los mismos, pero hay que tener en cuenta que cuando nos sometemos a este proceso, los dientes pueden aumentar mucho su sensibilidad pues se desgasta el esmalte, el cual también ayuda a prevenir caries y manchas.

Paso dos

Si ya tomaste la decisión, consulta con tu odontólogo, y hazle todas las preguntas que tengas para que salgas de dudas, dile exactamente qué es lo que quieres, puedes preguntarle qué técnica utilizaría, con qué instrumento y la manera como se limpia el diente, la mayoría de ortodoncistas utilizan una herramienta que es rotativa y que contiene una punta de diamante, acompañada de otros instrumentos más manuales que le ayudarán a dar un mejor contorno.

Paso tres

No olvides que desgastar mucho el esmalte puede hacer que aparezcan más fácil las caries y además dañar los nervios, lo que podría hacer que en un futuro necesitaras un tratamiento de conducto, claro que si vas donde un buen profesional este sabe de los riesgos y es difícil que te haga algo que no te convenga, también recuerda que para esto por lo general no se utiliza anestesia y los dientes pueden quedar muy sensibles.

Paso cuatro

Podrías llevarle al dentista una foto con la sonrisa con la que te gustaría quedar, puede ser una guía para él, pero también te dirá si es posible o no.

Paso cinco

Sólo te queda ir donde el dentista para que te haga tu trabajo de limado y te deje los dientes tal como los quieres.

Paso seis

Todos los tratamientos en los dientes dejan a los mismos muy sensibles, especialmente cuando se liman, ya que la capa externa que tenemos de protección se ha reducido y esto puede ocasionar que al beber y comer sintamos mucha sensibilidad en un principio, las bebidas calientes y frías son las que más molestias pueden ocasionar, así que lo más recomendable es que un comienzo se beba a temperatura ambiente o con la ayuda de una pajilla, pitillo, popote o sorbete, según como le digan en tu país. Los alimentos ácidos, al igual que las bebidas, así como la naranja y el limón también pueden irritar el diente.

Lo mejor es que te cepilles normalmente, pero con una crema dental especial para dientes sensibles, al menos por un tiempo mientras se baja la sensibilidad.

Notas

  • Para tener una linda sonrisa no sólo bastará con un limado, hay que tener una buena higiene de la boca y dental, evitar ciertos alimentos que nos oscurecen los dientes como por el ejemplo el té y el café y sobre todo alejar de nosotros el cigarrillo.
  • Este es un artículo informativo y siempre es recomendable que el limado de los dientes se haga con un profesional, pues incluso no todas las personas son aptas para un limado de dientes pues esto dependerá de la mordida y de qué tipo de dientes tiene el paciente, por eso esto siempre debería hacerse bajo la supervisión de un dentista (odontólogo) especializado en ortodoncia.
  • Recuerda lavarte tus dientes, mínimo 3 veces al día y pasarte el hilo (seda) dental.
¿Te ha gustado?