Las ondas en el pelo es uno de los peinados más de moda, ya que nos permiten lucir un estilo natural y desenfadado. En este artículo te explicaremos cómo conseguirlas, dependiendo del estilo de ondas que desees en tu cabello, y si lo prefieres hacer con plancha o sin plancha para dañar menos tu pelo.

¿Que necesitas para hacer ondas en el pelo?

  • Una plancha (si lo vas a hacer con calor, es la forma más rápida)
  • Toalla (si vas a hacerlo sin la plancha)
  • Champú
  • Acondicionador
  • Spray para cabello ondulado
  • Crema para rizar
  • Ganchos u horquillas
  • Laca
  • Secador
  • Peine de púas finas
  • Tenacillas

Instrucciones para hacer ondas en el pelo

  1. ONDAS SIN PLANCHA NI CALOR
  • Con una toalla.

 Uno de los métodos más usados, es acostarte a dormir con el pelo húmedo enrollado en una toalla en forma de turbante.  Dado que al dejarlo enrollado, el pelo tomará la forma de ondas sin ayuda de plancha.

Será necesario lavar por la noche el cabello con champú únicamente de raíz y enjuagarlo con agua tibia, dejando el largo del cabello sin champú, y enjuagar. Coloca sólo un poco de acondicionador en las puntas. No peines tu pelo en ningún momento con ningún peine. Seca el cabello un poco con la toalla y échale spray para cabellos ondulados o espuma en el largo de la cabellera, alborotándola.

Ahora enrolla el pelo con la toalla en forma de turbante. Acuéstate a dormir toda la noche con el turbante y cuando despiertes, tendrás unas ondas perfectas en tu melena. En el caso de que no esté tan ondulado como desearías, coloca un poco de espuma y ondula el cabello con las manos hasta que las tengas como tú quieres.

  • Con crema para rizar.

Puedes conseguir hacer ondas sin la plancha enrollando tu pelo desde la raíz hasta la punta usando crema rizadora. Para ello lava tu cabello con champú y acondicionador.  Deja que se seque de manera natural sin usar el secador, pero que no quede empapado de agua, sino sólo húmedo. En el caso de que ya se te haya secado del todo puedes utilizar un difusor de agua para humedecerlo de nuevo.

Mientras el cabello está húmedo, aplícate un poco de crema para rizar uniformemente desde la raíz hasta las puntas. Ahora divide el cabello en dos secciones idénticas a la altura de la nuca, como cuando vas a hacerte dos coletas, dividiendo el pelo justo por la mitad.

Enrolla bien cada sección ajustadamente empezando desde la nuca hasta llegar a las puntas. Al terminar de enrollar amárralo con una goma para el pelo.  En el caso de que tengas el cabello muy grueso, puedes dividir tu pelo en cuatro secciones y enrollar las coletas de dos en dos.

Con la ayuda de un gancho, sujeta la punta de la coleta enrollada a la parte superior de la cabeza. Puedes utilizar ya sea un gancho o una horquilla para sujetar las puntas.

En este punto puedes o bien dormir con el cabello enrollado, o dejar que seque durante unas cuatro horas aproximadamente. Lo ideal es dejar el cabello secándose de manera natural mientras está enrollado. Si te sueltas el pelo antes de estar totalmente seco, todo el trabajo realizado hasta el momento se irá al traste.

Una vez seco, desata las coletas enrolladas, y con especial cuidado pasa tus dedos sobre las ondas para darles algo más de volumen. Para que las ondas sean más duraderas, aplícate laca sobre el cabello o spray de sal de mar. De esta forma conseguirás tenerlas durante todo el día.

  • Trenzando el cabello.

Otro truco para poder hacer ondas en tu pelo sin necesidad de plancha, es trenzándolo.

El primer paso es lavarte la melena con champú y acondicionador. Debes dejar que se seque de manera natural, sin necesidad de que quede empapado y goteando, sino sólo húmedo. Cuando haya quedado en este estado, aplica crema para rizar desde la raíz hasta las puntas para que las ondas se vayan acentuando mientras se seca del todo el cabello.

Ayudándote de un peine de púas divide el cabello en dos secciones, una a cada lado, hasta la base del cuello.

Ahora hazte una trenza por cada una de las secciones que has dividido. Toma un mechón de pelo cerca de la división y sepáralo en tres partes o hebras. Comienza a entrelazar cada sección para formar la trenza. Tienes que tener una trenza a cada lado, y asegurarlas con una goma elástica de pelo en la punta de éstas.

Lo que es más importante es que dejes que el cabello se seque con las trenzas realizadas, y deja que durante cuatro horas aproximadamente reposen, o durante toda la noche si te acuestas con ellas.

Por último, desátate el pelo. Cuando desarmes las trenzas ten especial cuidado en quitar las gomas elásticas para no partir el cabello. En lugar de eso, aflójalas poco a poco sacudiendo de manera delicada el pelo entre tus dedos para solar las ondas.

Aplícate laca o espuma en la cabellera para fijarlas, en especial si tu pelo es lacio; para que se mantengan durante todo el día.

  1. DIFERENTES TIPOS DE ONDAS CON AYUDA DE PLANCHA O SECADOR

 

  • Ondas naturales. Necesitaremos dos planchas, una más grande y otra más pequeña. Empezaremos aplicando un poco de protector térmico en el cabello para evitar que se pueda quemar. Después haremos una primera división del cabello y con pequeños mechones iremos girando la plancha más pequeña hacia la izquierda. Para que la onda quede bien marcada es necesario que la inclinación de la plancha esté hacia abajo de manera vertical.

En la siguiente división de cabello haremos exactamente lo mismo, pero con la plancha más grande y girándola hacia el lado contrario, en este caso hacia la derecha. Iremos alternando ambas planchas y direcciones según los mechones, hasta que hayamos completado totalmente la cabeza. Al hacer ondas en la zona del flequillo deberemos girar la plancha en la raíz para crear volumen y darle cuerpo, sin presionar demasiado para no hacer marcas en el pelo.

Finalmente abriremos con los dedos los mechones ayudándonos con un poco de sérum untado en nuestras manos.

  • Ondas surferas. La principal diferencia entre las ondas surferas y las naturales que hemos visto anteriormente; es que las naturales son más cerradas, pulidas y pulcras. Las surferas tienen una textura más gruesa, intentando imitar el peso del salitre y la arena en el cabello; son más grandes y su resultado más salvaje.

Lo importante es engordar la textura capilar. Gana cuerpo utilizándola espuma por mechones y secando con un difusor, poniendo la cabeza boca abajo. Además, crea varias ondas grandes usando la plancha. Coge mechones grandes, gira la plancha 180º y tira rápidamente hasta las puntas. Cuanto más rápido lo hagas, más grandes conseguirás las ondas.

Rompe la melena con los dedos y pulveriza con laca.

 

  • Ondas románticas o de agua. Propias de las décadas de los años 20 y 30, las ondas siguieron presentes en los años posteriores decorando largas melenas además de las cabelleras cortas. Pueden aplicarse en todo el cabello o sólo en la parte delantera. Se pueden combinar de miles de maneras diferentes. El primer paso es tener el pelo seco, aplicar un poco de calor por el cabello y dividirlo en dos partes. Seleccionamos un mechón delantero y lo dividimos en dos. Ondulamos cada una de las partes con ayuda de unas tenacillas de la misma manera para que queden iguales. Uniremos los dos mechones y dibujaremos una sucesión de ondas a lo largo del rostro fijándolas con ayuda de horquillas. Una vez estén colocadas, pasaremos el secador en modo de aire frío a la velocidad mínima por todas las ondas para fijar sin necesidad de laca. Acto seguido retiraremos las horquillas y acomodaremos el peinado con ayuda de un peine.

Consejos para hacer ondas en el pelo

Lee este artículo que también te interesará: Cómo Ondular el Pelo

Escoge la que más te guste para que puedas conseguir estar a la moda.

¿Te ha gustado?