La glicerina es un líquido espeso, gelatinoso y neutro, muy usado tradicionalmente para hacer productos de belleza, ya que contiene numerosos beneficios para la piel y el cabello. Ante todo, la glicerina es un producto humectante, es decir, es un preparado perfecto para hidratar la piel gracias a su capacidad para absorber agua del medio ambiente, lo cual le permite ayudar a nuestra piel a retener la humedad. Además, contiene muchas otras propiedades con las que poder evitar: el envejecimiento de la piel, los eczemas, las irritaciones, la piel seca, la rugosidad, el acné, etc. Todas ellas preocupaciones que en algún momento u otro se apoderan de nuestra piel.

Por todo ello, en doncomos.com te presentamos una forma muy fácil y económica de cuidar tu piel, haciendo jabón de glicerina casero. Con cuatro sencillos pasos y muy poco tiempo y dinero tendrás un jabón con el que cuidar y mimar tu piel siempre que lo necesites.

¿Que necesitas para hacer jabón de glicerina?

  • Pastilla de glicerina pura -la podrás comprar en droguerías, farmacias o tiendas especializadas-.
  • Moldes de silicona -elige aquel que más te guste pero teniendo en cuenta el tamaño y la forma que quieras obtener-.
  • Vaselina líquida -muy recomendable para evitar que la glicerina se pegue demasiado al molde, con ella podrás sacar el jabón mejor una vez se enfríe-.
  • Recipiente -en éste derretirás la glicerina, por lo que es aconsejable que sea una olla de acero inoxidable-.
  • Un cucharón de madera para remover la glicerina una vez líquida.
  • Fogones o en su defecto microondas.
  • Hierbas, concentrado y pulpa de fruta o aceites aromáticos -según tus preferencias y gustos-.

Instrucciones para hacer jabón de glicerina

  1. En primer lugar, debes coger la pastilla de glicerina pura y cortarla en pequeños trozos. Te recomendamos que si tienes un rallador a mano, ralles el bloque como si fuera, por ejemplo, una barra de queso; de este modo será mucho más rápido el proceso de sólido a líquido que realizaremos a continuación.
  2. Una vez tengas rallada o cortada toda la pastilla, debes poner todos los trozos de glicerina dentro de la olla de acero inoxidable que hemos indicado anteriormente. Esta olla la colocaremos encima del fogón que calentará a una potencia media y derretirá al baño María la glicerina; no debes encenderlo al máximo, ya que lo que buscamos es que la glicerina se derrita de un modo suave y lento. Ten paciencia y mientras la olla se va calentando y la glicerina se va derritiendo, debes ir moviendo los trozos de modo circular para que no se pegue y llegue a derretirse de modo homogéneo: así, también evitarás que se formen burbujas.  Cómo hacer jabón de glicerinaa
  3. Si no puedes usar fogones o vitro, recurre al microondas. En este caso, debes escoger un recipiente apto para introducirlo en el microondas y prender el electrodoméstico a una potencia media. Ten en cuenta que debes ir controlando a qué velocidad se va derritiendo, ya que dependerá de la potencia del microondas y del tamaño de los trozos de glicerina.
  4. Una vez tengas la glicerina prácticamente derretida, puedes añadirle ya las hierbas, el concentrado de frutas o la pulpa que hayas escogido; te recomendamos que lo hagas dentro de la misma olla y sin llegar a parar aún el fuego. Seguidamente, déjalo fusionar durante unos pocos minutos.
  5. Cuando ya tengas el líquido gelatinoso derretido totalmente, puedes retirarlo del fuego. En este caso, cubre con una fina capa de vaselina los moldes de silicona para que una vez enfriada la pastilla de jabón sea más sencillo de separar. A continuación, ya puedes verter el líquido de la olla en los moldes preparados; cubre cada uno de ellos en función al tamaño que quieras que adopten.
  6. Finalmente, debes dejar reposar y enfriar la glicerina de los moldes para que se vaya solidificando. Cuando observes que la superficie está dura, puedes sacar con cuidado la pastilla de jabón del molde y dejar que acabe el proceso de secado en un lugar frío y seco -recomendablemente apartada del sol-.
  7. En unos pocos minutos, tendrás la pastilla de jabón de glicerina casera totalmente terminada y lista para aplicar a tu pielCómo hacer jabón de glicerinaa

Consejos para hacer jabón de glicerina

  • El jabón de glicerina tiene ph neutro, por lo que puede usarlo toda la familia incluso a diario. Usa especialmente la pastilla cuando tengas irritación de la piel o hinchazones, ya que aliviará en caso de que tengas la piel sensible.
  • Si lo deseas, puedes hacer una pastilla de jabón aún más hidratante agregando otros componentes como aceite de almendras o aloe vera. A parte, también puedes añadir otros numerosos agregados a la glicerina: hierbas, fruta, perfume, aceites, pétalos, cereales. Además, también te animamos a que le pongas color a tus pastillas caseras añadiendo colorante pero sin exceso.
  • Ten en cuenta que si no deseas teñir el líquido, la pastilla será transparente. Puedes usar esta propiedad para introducir caracolas, conchas o cualquier otro objeto pequeño en el molde; una vez se solidifique, tendrás una pastilla de jabón natural decorada con algún elemento en su interior. Por otro lado, además de un elemento de decoración, también puede servir de ambientador para aromatizar un cajón, ropa o el mismo baño.Cómo hacer jabón de glicerinaa
  • Estos dos artículos sobre Cómo hacer jabón con aceite usado y Cómo hacer jabón casero estamos seguros que también te serán de mucha utilidad antes de empezar a hacer tu primer jabón.
¿Te ha gustado?
56 usuarios han opinado y a un 98,21% le ha gustado.