Cualquier evento especial representa una buena escusa para lucir un vestido de cóctel, ya que no existen muchas ocasiones en las que podamos utilizar este tipo de vestimenta sin desentonar demasiado en el entorno. Normalmente asociamos este tipo de acontecimientos son fiestas del tipo bautizos, bodas y comuniones, pero no debemos limitarnos a estas circunstancias, ya que existen muchas otras ocasiones en las que lucir este tipo de vestidos: graduaciones, presentaciones de libros, cumpleaños, eventos de moda, inauguraciones,…la clave radica siempre en que el contexto en que nos ubiquemos sea lo suficientemente formal y elegante para utilizar indumentaria de este tipo.
Los vestidos de cóctel suelen definirse por su corte a la altura de la rodilla, aunque también pueden ser largos. Son una alternativa a los vestidos de gala, que suelen ser largos hasta tapar los pies y mucho más elegantes y recargados. Un vestido de cóctel se caracterizará por su sencillez y elegancia, lo que nos permite llevarlo a casi cualquier tipo de celebración. Por esta razón hacerte con un vestido de cóctel resulta una gran inversión ya que su tremenda versatilidad te permitirá aprovecharlo al máximo. Ahora bien, debes tomarte tu tiempo para decidir qué modelo comprar reflexionando sobre las características que mejor te sientan. A continuación te explicamos los detalles que debes tener en cuenta para elegir un vestido de cóctel:

¿Que necesitas para elegir un vestido de cóctel?

  • Un poco de paciencia, elegir tu vestido de cóctel perfecto puede llevarte algo de tiempo.

Instrucciones para elegir un vestido de cóctel

  1. El primer paso que debes dar es ver todos los tipos de vestidos de cóctel que puedas. Para ello hazte con catálogos, investiga por Internet o simplemente acércate a ojear las tiendas de vestidos de tu ciudad. Seguramente después de llevar un rato mirando ropa te cansarás, pero este paso es fundamental ya que te permitirá identificar modas y tendencias e irás viendo qué tipo de vestido se acerca más a tu gusto. Tener una idea aproximada de lo que se busca es fundamental y te ayudará a que el proceso sea más rápido y efectivo.
  2. Una vez tengas una idea más o menos clara de lo que quieres debes pensar dónde lo comprarás. En la actualidad existen muchísimas tiendas físicas y online en las que puedes realizar la adquisición. Personalmente no me decanto por unas ni por otras. Lo que si te recomiendo es que antes de decidirte a comprar por Internet visitas algunas tiendas físicas y te pruebes varios modelos, así podrás observar con qué tipo de vestido te sientes más cómoda, que cortes te sientan mejor, te familiarizarás con las marcas y tallas,…
  3. El primer punto a tener en cuenta y en torno al que debe orbitar la elección del vestido es el de la comodidad. Muchas veces este punto tiende a olvidarse y eso resulta un error enorme. La comodidad es lo más importante. Estoy segura de que muchas veces habrás adquirido alguna prenda con la que no te sentías especialmente cómoda pero que te encantaba porque era preciosa o porque te sentaba perfectamente bien. Sin embargo puedo afirmar con total seguridad a no equivocarme que seguramente no la hayas puesto más que un par de veces. Tranquila. Eso nos ha pasado a todas. Y varias veces, lo que es peor. Por eso debes tenerlo en cuenta a la hora de elegir tu vestido de cóctel. Un vestido con el que no estás cómoda puede llevarse tranquilamente durante unos cinco minutos, pero cuando tienes que llevarlo horas terminarás cansada de tener que reajustarlo todo el tiempo, pelear con los broches, tirar del escote hacia arriba para que no se te caiga, tener que dar pasos muy cortos y así hasta llegar a un largo etcétera que no vamos a enumerar. Recuerda que estar confiada y segura con tu vestido es lo más importante.                                                                           girl-487059_640
  4. El segundo punto que debes tener en cuenta es buscar un modelo que se adapte a tu cuerpo y necesidades. Por ejemplo si eres muy alta un vestido muy corto se verá extremadamente corto en ti. De la misma forma que si tienes mucho pecho un escote muy pronunciado lo acentuará. Esto no quiere decir que si eres alta no puedes comprar un vestido muy corto o que si tienes mucho pecho no debes lucir un escote pronunciado, no, pero debes tenerlo en cuenta a la hora de realizar la elección para que estés cómoda en todo momento.
  5. Otro aspecto importante es el del tejido que seleccionarás. Obviamente aquí manda el gusto propio de cada cuál, pero es una cuestión que debes tener en cuenta en relación al clima en el que te encuentres. Un vestido de gasa puede lucir muy bonito pero seguramente pases frío durante toda la celebración a no ser que te encuentres en un clima templado o cálido. ¡No lo pases por alto!
  6. Una vez que has tenido en cuenta todas las cuestiones anteriores, que como te habrás dado cuenta tienen que ver todas con tu comodidad, entre en juego la cuestión del estilo y del gusto personal. Aquí se nos abre un grandísimo abanico de posibilidades y no existen opciones correctas ni incorrectas dado que el gusto es personal. Sin embargo al realizar tu elección debes estar atenta a tus gustos personales y al protocolo de la fiesta a la que has sido invitada. Lo ideal es encontrar el equilibrio perfecto entre ambas.
  7. Respecto al color existen varias opciones. Puedes decantarte por tu color preferido o por los colores de la temporada. Existe una tercera opción, que es la que te recomiendo, que es apostar por los colores atemporales, aquellos que se usan temporada tras temporada y que nunca pasan de moda, como el negro por ejemplo y que te ofrecen la enorme ventaja de que tu vestido nunca quedará desfasado y podrás utilizarlo durante años.                 girl-495159_640
  8. Seguramente cuando llegues a este punto ya tengas varios modelos seleccionados y te estés debatiendo entre cual te llevas a casa. Mi última recomendación es que apuestes por el modelo más sencillo. Aunque a primera instancia este consejo puede parecerte bastante desafortunado piénsalo con calma. Si tu intención es ponerte el vestido una única vez puedes elegir el modelo más extravagante que quieras, pero si estás interesada en usarlo para varias ocasiones lo mejor es que te decantes por un modelo simple. Las líneas básicas del vestido te ofrecen la gran ventaja de convertirlo en atemporal, lo que significa que no pasará de moda durante varios años y que podrás utilizarlo repetidamente. Además un vestido de estas características te permite emplear cualquier tipo de complementos (joyas, bolsos, zapatos, pamelas, chaquetas,…) sin que luzca recargado.

Consejos para elegir un vestido de cóctel

  • Pide consejo a familiares y amigos, seguramente ellos puedan aconsejarte sobre los modelos y los colores que mejor te sientan.                                             girl-487092_640
¿Te ha gustado?
4 usuarios han opinado y a un 50,00% le ha gustado.