Es común que muchas mujeres quieran tener su piel bronceada, ya que de esta forma piensan que se ven mucho más guapas y esto es cierto, ya que pueden atraer, además de que cuando nos bronceamos podemos buscar que el tono de nuestra piel quede de manera uniforme y así nuestro cuerpo y nuestra cara lucirán mejor. En los tiempos modernos estar muy pálida puede dar la apariencia de enfermedad, contario a lo que pasaba en épocas anteriores.

Cuando pensamos en broncearnos lo primero que se nos viene a la mente es el sol, pero a la vez también pensamos lo malo que es, pues éste hace que nuestra piel se envejezca más rápido, puede ocasionarnos diferentes enfermedades en la piel o lo que es peor el cáncer; a pesar de saber todo esto no nos resistimos a aquella maravilla de acostarnos bajo el sol mientras nos calienta, pero te contamos que existen estudios los cuales demuestras que podemos hacernos adictas (os) al sol, no solo con el objetivo de broncearnos, sino porque nos hace sentir mejor interiormente.

Los rayos del sol llamados ultravioleta son bastante dañinos y son los que provocan que se desarrollen diferentes melanomas en la piel, también hace que se envejezca y que pierda su elasticidad, así que no es bueno exponerse al sol a ciertas horas; este horario puede variar según la zona donde vivimos.

Pero no te preocupes, que si no quieres o no tienes forma de recibir el sol, hay otros métodos que tenemos para lograr conseguir una piel bronceada, de esto se ha encargado la industria dedicada a los cosméticos, lo que nos posibilita broncearnos sin tenernos que exponer a todos los riesgos que trae el sol; estamos hablando de los autobronceadores, los cuales hay de varios tipos; miraremos algunos de ellos, ya que las maneras que existen son muchas.

Las pistolas

La pistola autobronceadora es una buena forma para conseguir un buen bronceado, pues se logrará un tono uniforme y lo encontramos ya sea mediante una pistola manual o dentro de cabinas individuales las cuales son automatizadas y el bronceador nos cae en forma de ducha; si vas a usar la pistola debes seguir muy bien las instrucciones; lo ideal es que esto te lo hagas en un centro estético para que quedes bien y no te queden zonas sin hacer.

Cómo broncearse sin sol

Cabinas

Este es un tipo de bronceado totalmente artificial que se hace por medio de lámparas, por lo que también emiten radiaciones ultravioletas, lo que no es un muy aconsejable; podría ocasionar sucesos similares a los que provoca el sol como arrugas, flacidez, quemaduras o tumores. Esto podría ser útil si lo queremos una sola vez y no tenemos forma de recibir el sol, pues de lo contrario, si es usado en tiempos prolongados de exposición y muy seguidos, podría traer consecuencias negativas.

Cremas

Las diferentes cremas autobronceadoras son muy comunes, consiste en aplicarse la crema sobre la piel; de nuevo decimos que será mucho mejor si se hace en un centro de estética para que la piel quede uniforme. Cuando nos la aplicamos nosotros mismos, es más complicado lograr que quede bien en algunas zonas, como por ejemplo en la espalda. Hay de muchos tipos, así que habría que ver bien qué color queremos lograr.

Geles

Los geles para autobroncearse son de rápida absorción y refrescantes; estos son recomendables sólo para el cuerpo, ya que podrían resecar la cara.

Sprays

Estos tienen una ventaja y es que como su nombre lo dice, se aplica en spray y no usando nuestras manos, pues de esta manera evitaremos que nuestras palmas queden bronceadas de forma exagerada; al igual que los geles, son buenos para el cuerpo pero no para la cara, pues podrían resecarla.

Toallitas

Es una forma muy práctica que tenemos de ir dosificando el autobronceador y resultan ser tan efectivas como las formas anteriormente descritas.

Otra alternativa

Puedes buscar tener un bronceado a través de tu alimentación;  esto lo podemos llamar bronceado nutricional en donde no necesitamos generar ningún tipo de melaninas, sino utilizar carotenoides; estos son unos pigmentos totalmente orgánicos que encontramos de una manera natural en diferentes organismos vegetales, principalmente en una especia milenaria la cual es la cúrcuma (de allí se hace el conocido curry); esta sustancia se encarga de darle un tono bonito a nuestra piel y a la vez nos ayuda a protegernos del daño que nos puede causar recibir sol directo, además y lo mejor de todo, es que combate los radicales libres responsables del envejecimiento de nuestra piel.

La vitamina A o betacaroteno es una buena opción para aquellas personas a quienes les da un poco de temor que su bronceado no quede bien o parejo, pues de esta forma no habrá peligro alguno. Puedes encontrar esto en la zanahoria, la remolacha, los tomates y las ciruelas. Esta sustancia también es vendida en ampollas o cápsulas y las puedes tomar regularmente; es importante aclarar que si te decides por este punto no vas a obtener un bronceado inmediato, te irá tomando tiempo, pero a la vez te acompañará más rato
Cómo broncearse sin sol

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.