En una época en la que los ‘hipster’ están muy de moda, la barba es un complemento fundamental. Las nuevas tribus urbanas pegan con fuerza y aquellos hombres que solo tienen pelo en pecho y no en su rostro, quedan excluidos de estas nuevas tendencias.

Aunque no todo es cuestión de tribus urbanas. Los gustos mandan por encima de ello. A muchos varones les gusta lucir una bonita barba, eso sí, cuidada. Sin embargo hay quienes no pueden, no porque no quieran, sino porque la genética no se ha puesto de su parte y les es casi imposible lucir barbita siquiera de tres días. Pero con los avances médicos y las técnicas más caseras todo es posible.

Este otro artículo relacionado seguro te interesará: Cómo Hacer que la Barba Crezca más Rápido

Lo más importante es tener claro que el que algo quiere algo le cuesta, y es que el crecimiento del vello facial requiere de mucho cuidado y atención. Hay varias opciones para conseguir el objetivo deseado y una vez se alcanza hay que mantenerlo. En caso de que la genética no esté de tu lado hay varios métodos para hacer lucir un bonito vello capilar: exfoliantes, deporte, un buen descanso o una correcta alimentación. Y en caso de que ninguno de los métodos funcione siempre quedará acudir a un especialista. Cada persona es un mundo y el vello es aún algo más complejo que no solo depende de lo adecuado que sea el aseo personal, sino de los genes y de los alimentos que se ingieran.

Instrucciones

  1. Exfoliación. Lo más importantes es mantener tu rostro limpio y cuidado. Para ello debes usar un exfoliante especial para pieles masculinas. Estos productos lo que hacen es acabar con las células muertas de la piel, lo que facilita el crecimiento del vello. Lo ideal es hacerlo dos veces al día: por la mañana para preparar el semblante para el resto del día; y por la noche, que es el momento perfecto, ya que al estar durmiendo hay menos partículas que ‘manchen’ el rostro y sí facilitan el crecimiento de la barba de forma más rápida.
  2. Fuera pelo indeseado. Cuando hayas limpiado bien la piel, tienes que darte cuenta de si hay algún pelo enquistado. Esto es vello que crece hacia dentro y que impide que nazca más pelo en esa parte. En este caso, lo ideal es usar unas pinzas de depilar y arrancar el pelo de raíz, así se libera la dermis y deja paso a un nuevo pelo que sí podrá crecer y hacer más frondosa la barba.
  3. Huye del estrés. De siempre se ha dicho que en las épocas de estrés el pelo es el primero que sufre. En los exámenes se cae el pelo, en situaciones de alta complejidad y en los momentos en los que el cuerpo no está relajado. Esas circunstancias impiden el correcto crecimiento del vello y, de hecho, facilitan su caída con mayor asiduidad.
  4. Sí pica, ráscate. El primer signo de que el vello está crecimiento es la picazón. Muchos varones quieren una barba cuidada, pero olvidan que el primer paso es soportar los picores que provocan en la piel cuando el pelo está naciendo. Si quieres presumir de barba tienes que aguantar y no tirar de cuchilla a la primera de cambio.
  5. Ojo a tu dieta. “De lo que se come se cría” es una frase bien conocida, pues en relación al crecimiento capilar tiene mucho que ver. Algunos alimentos favorecen y facilitan que el vello salga más rápidamente. El pescado, el queso o la zanahoria contienen vitamina A, cuya función es producir sebo que facilita la apertura de los folículos. Los aceites o las nueces contienen vitamina E que mantiene la piel sana, o si lo prefieres compra complementos alimenticios que contengan estas vitaminas.
  6. Haz ejercicio. La dieta tiene que ir acompañada de una vida activa y sana y que mejor forma de hacerlo que con ejercicio. La actividad física acelera el rendimiento del cuerpo y facilita las funciones del organismo, tales como el crecimiento capilar. Y si no eres un amante del deporte, engáñate: da zancadas en lugar de pasos pequeños, sube las escaleras y no mires hacia el ascensor o levanta las bolsas de la compra como si estuvieras haciendo pesas.Qué hacer para que la barba crezca más rápido
  7. Duerme. Sin el descanso suficiente el organismo no es capaz de recargarse para afrontar el día siguiente, pero tampoco para realizar sus funciones en cuanto a la correcta circulación, que ayuda al crecimiento de la barba. Un adulto tiene que dormir por lo menos 6-7 horas y es importante hacerlo con una rutina horaria. Si cada día te acuestas a la misma hora, el cuerpo se acostumbra y le es más fácil realizar sus funciones, sin embargo, si cada día el cuerpo se va a descansar a una hora diferente, ni el cuerpo descansa ni es capaz de recargar las pilas para el siguiente día.
  8. Consulta a un especialista. Si tú solo no eres capaz de hacer que tu barba aumente su volumen, acude a un especialista. Él te hará un diagnóstico personalizado y te dará la mejor solución para tu tipo de piel. Como caso extremo puede proponerte iniciar la terapia de testosterona, que es la hormona masculina por la cual los hombres tienen, en general, más vello que las mujeres. Este tratamiento requiere de mucha precaución porque un uso excesivo puede causar los efectos adversos.

Que Necesitas

  • Tiempo para dedicarle a tu rostro
  • Paciencia
  • Exfoliante

Consejos

  • Se paciente. El crecimiento del vello es lento y los efectos de los tratamientos no son inmediatos. Mirarte constantemente al espejo para ver los nuevos cambios no te ayudará.
  • No pases la cuchilla al primer escozor. Esto hará que todo lo conseguido hasta el momento no sirva para nada.
  • Se constante. No debes olvidarte de dormir bien, alimentarte correctamente, alejarte de las situaciones de estrés…todo ello es una pequeña parte de un todo, necesario para cumplir tu objetivo.
¿Te ha gustado?