¿A qué mujer no le gusta tener un aspecto espléndido? Efectivamente, a todas les gusta verse radiantes y sin imperfecciones, pero no sólo ellas, cada vez son más los hombres que comienzan a cuidar mucho más su aspecto y a preocuparse por lucir de la mejor forma posible.

Por supuesto el aspecto físico es muy importante, pues es nuestra carta de presentación y debemos cuidarlo y mostrarlo lo mejor posible, de lo contrario podría alejar a personas, trabajos, etc., de nuestro camino, porque sí, la belleza exterior también cuenta, y mucho.

Un aspecto espléndido podríamos definirlo como un rostro radiante, ojos brillantes, color sonrosado en las mejillas y un rostro y cuerpo en general relajado.

Como sabemos que llevamos una vida ajetreada, hoy vamos a mostrarte cómo tener un aspecto espléndido con trucos sencillos.

Rostro

Debes tener en cuenta que hoy en día la mayoría de personas dice vivir estresada y con muchas preocupaciones, esto conlleva tensión muscular y dolores, sobre todo en espalda y cuello, pero no debes olvidarte de que tu cara también refleja tu estado emocional, por lo que para mostrar un rostro espléndido este debe lucir relajado y sin preocupaciones marcándolo.

Para conseguir relajar el rostro y activar la microcirculación, un ejercicio muy beneficioso que podemos hacer consiste en hacer todo tipo de muecas con el rostro, cuanto más exageradas sean mucho mejor. Deberás mover todas las partes de la cara, como las mandíbulas, la boca, la nariz, la frente, los ojos, las mejillas, la lengua, etc. No pares de hacer todas las muecas exageradas que se te ocurran por lo menos durante un minuto.

Aspecto espléndido con trucos sencillos

Ojos

Los ojos son el reflejo del alma, y éstos tienen además una parte fundamental para hacernos lucir mucho más jóvenes. Los ojos no sólo se ven cansados y preocupados, también se ven afectados por el uso de aparatos electrónicos como el ordenador y la contaminación. Normalmente cuando tenemos los ojos cansados y cuando en general no hemos dormido bien, la musculatura alrededor de los ojos se hincha, de ahí que sea preciso relajarla para recuperar la vitalidad. Estos trucos te ayudarán a conseguir el propósito:

Cierra los ojos apretando con los párpados todo lo fuerte que puedas durante cinco segundos, a continuación deja de aplicar fuerza y después ábrelos lo máximo posible. Realiza cinco repeticiones de este ejercicio.
Aspecto espléndido con trucos sencillos

El siguiente ejercicio consiste en realizar un círculo alrededor del ojo apretando el párpado y la zona de la ojera con el dedo anular, luego realiza un círculo un poco más abierto donde presiones la zona del pómulo y la zona debajo de las cejas.

Para acabar con los ojos, caliéntate las manos frotando una con otra y pon las manos encima de los ojos sin realizar ningún tipo de presión durante 5 segundos.

Este artículo seguro que te interesará: Cómo Disimular las Bolsas de los Ojos con Maquillaje

Mejillas

Si deseas que tus mejillas luzcan más firmes, revitalizadas y que adquieran un ligero color sonrosado estos ejercicios pueden ayudarte, por lo menos durante un rato. Si deseas recuperar la flacidez deberías, entonces, realizar estos ejercicios diariamente. Además son ideales para relajar la zona de las mejillas y las mandíbulas.

Coge todo el aire que puedas por la boca y llena ambos mofletes. A continuación pasa el aire de un moflete al otro, notarás la presión que ejerce. Haz el ejercicio pasando el aire por lo menos cinco veces a cada lado.

A continuación, ya sin aire, empuja con la lengua el interior de las mejillas con toda la fuerza que puedas hacia afuera.

Por último, para adquirir el tono sonrosado natural pellízcate suavemente las mejillas, sobre todo por la zona más cercana al pómulo. Es una técnica que se hacía antiguamente y que funciona, puesto que el color se consigue gracias a la reactivación de la circulación.

Labios

Los labios voluminosos son los más llamativos y no todas las personas los tienen, pero es fácil conseguir dar un poco de volumen con estos sencillos consejos.

Para comenzar mójate los labios por todas partes con la lengua, muévela suavemente de comisura a comisura, tanto por el labio superior como por el inferior.

Después mete los labios hacia el interior de la boca para luego apretar con toda la fuerza que puedas durante 10 segundos. Relaja los labios levemente y a continuación saca los labios para afuera lo máximo posible.

Para terminar frótate los labios horizontalmente con un poco de aceite de oliva o de almendras usando los dedos índice y corazón.

Hidratación

La hidratación es fundamental para tener un aspecto espléndido, debes beber al día un litro y medio de agua o unos 8 vasos de agua. De este modo, además de estar hidratado, sientes energía y muestras vitalidad.
Aspecto espléndido con trucos sencillos

La hidratación externa también es importante, para ello usa cremas adecuadas a tu tipo de piel y acorde a tu edad y necesidades. Ponte crema o aceite tanto en la cara como en el cuerpo para evitar que la piel se escame. De vez en cuando también deberías aplicarte alguna mascarilla hidratante en el rostro.

Agua y limón

Tómate un vaso de agua con el zumo de medio limón todas las mañanas nada más despertarte y antes de desayunar, notarás la diferencia. Esta mezcla te aporta antioxidantes, y ayuda a eliminar las impurezas, por lo que el cuerpo y el rostro poco a poco comenzarán a lucir mucho mejor.

Exfoliación

Exfoliarte la cara y el cuerpo puede darte brillo y mejor aspecto en muy poco tiempo. Con la exfoliación retiras la capa de piel muerta que se queda en el cuerpo, además abrirás los poros, lo que permite que se limpien y se oxigenen. Puedes comprar los típicos productos exfoliantes para rostro y otros para cuerpo, pero también puedes hacerte algún exfoliante natural en casa, por ejemplo de azúcar para los labios, de café para el cuerpo o de tomate y sal gorda para la cara.

Este artículo te gustará: Cómo Hacer Exfoliantes Caseros para el Rostro

Maquillaje

El maquillaje es la clave para disimular aquello que menos nos gusta de nuestro rostro, así como para destacar lo mejor que tenemos, de este modo mostraremos un aspecto espléndido. Si lo tuyo no es maquillarte por completo todos los días, al menos deberías saber que la máscara de pestañas, un gloss o labial y un poco de color en las mejillas pueden marcar la diferencia, y tan solo te lleva menos de cinco minutos hacerlo.
Aspecto espléndido con trucos sencillos

Para las que sí se maquillan por completo debéis recordar un error muy común y que puede dañar la imagen que queremos mostrar. Se trata de ponerte la base de maquillaje adecuada a tu tipo de piel. Ésta debe ser del color idéntico al color de la piel de tu rostro, sino, se notarán cortes de color horribles.

El maquillaje debe ser sencillo, claro y luminoso para que aporte luminosidad a la cara y te dé un aspecto maravilloso. Los maquillajes más oscuros son para la noche, pero éstos apagan un poco el rostro.

Uñas

Las uñas no deben ir siempre pintada, aunque podrían, pero sí que debes cuidar su imagen manteniéndolas bien cortadas y limadas, además de limpias, por supuesto.

No te olvides de las uñas de los pies, si no te gustan maquillártelas o no has tenido tiempo al menos también deben ir cortadas y limadas, no importa si llevas zapato cerrado, ¡nunca se sabe lo que puede pasar! Además, las uñas largas y los zapatos cerrados podrían causarte daños.

Vístete

Olvídate de los chándales, están muy bien para el gimnasio, pero si quieres lucir espléndida debes vestirte con ropa que te favorezca, tanto en corte y forma como en color. El color adecuado es realmente importante, puesto que de no hacerlo podríamos estar apagando nuestro rostro sin darnos cuenta.

No es preciso que te vistas de gala ni formal todos los días, con unos simples vaqueros puedes ir perfecta, sólo asegúrate de que sean ideales para tu tipo de cuerpo para verte lo más favorecida posible.

Los complementos también entran en esta premisa, deben encajar con el look y con tu tipo de cuerpo.
Aspecto espléndido con trucos sencillos

Pelo

No debemos olvidarnos del pelo. Un pelo seco, con las puntas abiertas y dañado puede dañar toda la imagen y el esfuerzo que hemos puesto anteriormente para vernos espléndidas. Lleva el pelo hidratado y con las puntas cortadas. Siempre debes llevarlo limpio, y si no te puedes hacer grandes peinados al menos llévalo cepillado.

Para hidratarlo puedes hacerte mascarillas caseras, por ejemplo de huevo, o de aceite de oliva o de mezcla de aceite de oliva y aceite de argán.

Cejas

No todas las mujeres lo hacen, pero las cejas son el marco de nuestros ojos y llevarlas bien depiladas y peinadas pueden hacer un gran cambio. Por ejemplo resaltando nuestros ojos, o incluso iluminándolos y dándole la sensación de más brillo.

Ejercicio

Hacer unos leves estiramientos o un poco de deporte por la mañana te reactivará y te dará un aspecto espléndido durante todo el día.

Ahora ya puedes lucir un aspecto espléndido con trucos sencillos. Seguro que algunas cosas eran lógicas, otras las has recordado y otras aprendido, pero si las tienes en cuenta y las pones en práctica, estos trucos pueden salvarte en muchas ocasiones y hacerte cambiar de aspecto por completo.

Video

Si te gustan nuestros vídeos síguenos
¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.